Wednesday, February 21, 2024
Homedestacado-izquierdaPreocupación por depredación de bosques marinos: “Chile, el país que más saca algas de praderas naturales en el mundo”

Preocupación por depredación de bosques marinos: “Chile, el país que más saca algas de praderas naturales en el mundo”

Fotografía ©: @erasmomac

Recientemente fue aprobada en Chile la ley Bentónica, que regula la extracción de especies que viven en el suelo marino, entre las que se encuentran las macro algas o bosques azules; sin embargo, la persistente depredación de estos ecosistemas y sus procesos ecológicos continua siendo una preocupación. 

¿Qué es la Ley Bentónica?

Durante la primera semana de enero de 2024, fue aprobado por el Congreso el proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura en el ámbito de los recursos bentónicos.

La denominada “Ley Bentónica” (https://www.senado.cl/regulaciones-para-la-explotacion-de-bentonicos-en-condiciones-de ), tiene por objeto establecer, en el ámbito pesquero, una regulación del sector bentónico diferenciada del de peces, entendiendo por bentónicos aquellos recursos que realizan parte preponderante de su ciclo vital, en asociación directa con un sustrato marino, entre los que destacan: erizos, locos, machas, lapas, navajuelas, almejas, huepos, julianas, taquillas, pulpos, jaibas y, del grupo de algas, huiro negro, huiro palo, huiro flotador, cochayuyo, pelillo, lugas, entre otros.

Se resalta que la biodiversidad marina señalada es destinada en su gran mayoría a la exportación que, por las características del régimen de administración al que está afecta, es extraída por la pesca artesanal, generando importantes ingresos para ese sector; es decir, el valor que genera esta ley es de tipo económico comercial. De acuerdo a fuentes de la institucionalidad del Estado, se estima que la cadena de producción del sector, tiene empleo asociado superior a las 5 mil personas (2 mil plazas en elaboración de moluscos y 3 mil en elaboración de productos derivados de algas). “Esta fuerza de trabajo se suma a quienes desarrollan la actividad extractiva, haciendo que este subsector sea fuertemente intensivo en mano de obra”, se señaló así desde la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado.

Desde esta lógica, la ley que busca mitigar la afectación de los ecosistemas de recursos bentónicos, deberá considerar la adopción de medidas de conservación y administración, así como también interpretar y aplicar sus normativas, en el contexto de la política pesquera nacional.

Maravillosas especies de algas pardas que formas bosques marinos en Chile. Fotografía ©: @algalab

Bosques marinos: Preocupación y desafíos

En diversas regiones del país, mayoritariamente en el norte, la extracción ilegal de algas ha ido en aumento; de acuerdo a diversas fuentes, esta práctica estaría relacionada con el mercado irregular en países asiáticos, principalmente China. Continuamente, autoridades chilenas están incautando miles de toneladas de algas desde plantas ilegales.

En un reciente reportaje para un medio de comunicación chileno el Biólogo Marino, Julio Vásquez, especialista en Huiro, afirma que “Hoy tenemos desembarques anuales de 400 mil toneladas (huiros) y somos el país que más saca algas en el mundo de praderas naturales (…) Desde el punto de vista productivo eso es bueno, pero desde el punto de vista ecológico, no lo es, porque no sólo sacas el alga, sino además 200 especies que viven asociadas a ellas”.

Por su parte, sobre este punto, Max Bello, experto en políticas públicas oceánicas internacionales, señala: “La verdad, que Chile sea el país mayor exportador de praderas naturales de bosques de algas, no es una cosa que nos debiera de enorgullecer. Básicamente estamos diciendo que estamos exportando por un precio irrisorio y destruyendo una diversidad que ni siquiera alcanzamos a contemplar y que además es la base no solamente de esos ecosistemas costeros, sino que además también, de montones de otros procesos que las algas regulan, bioquímicos en nuestro océano y también el sustento de montones de comunidades que viven de los recursos, los cuales también están directamente relacionados a los bosques de algas”.

Bello insiste: “No debiera llenarnos de orgullo y el Estado debiera detener, el incentivo a la extracción de los bosques de algas y hacer un mucho mejor trabajo en la fiscalización, cosa que hoy día no está ocurriendo de parte de Sernapesca”.

También en esa línea, Mauricio Palacios,  Doctor en Biología Marina e integrante del Centro IDEAL y WCS – Chile, comenta sobre los problemas que enfrentan los bosques de algas en la Patagonia, indica:  “Claramente hay temas que tienen que ver con monitoreo y lo hemos tratado de resolver eso y aportar desde la desde WCS ciertas capacidades de los servicios públicos que tienen competencias con áreas marinas protegidas, por ejemplo, donde  los bosques de algas son un objeto de conservación, pero en caso en el caso particular de la Patagonia, las áreas marinas protegidas siempre están situadas en  zonas remotas y de difícil acceso, por lo tanto, los costos operativos para monitorear esos ecosistemas de alga, porque  un área protegida debería tener un plan de manejo y dentro de un plan de manejo, un programa de monitoreo, un programa de investigación y diferentes otras herramientas que hagan efectiva el área. Pero bueno, la situación de las áreas protegidas en Chile es bastante particular y en Patagonia también es muy especial porque, fuera del financiamiento, que es muy escaso, el tema geográfico ya ha trae una dificultad extra a los servicios públicos que tienen que hacer la gestión de estas áreas protegidas

Palacios agrega: “En virtud de eso, nosotros hemos visibilizado y también lo hemos conversado entre otros grupos de científicos que el  aplicar tecnología al monitoreo es algo fundamental, particularmente en áreas remotas”.

Fotografía ©: Alejandro Pérez Matus/ECIM

Información complementaria:

¿Sabías qué?

  1. La nueva Ley Bentónica definirá como barreteo la extracción de ejemplares completos de algas mediante la remoción de sus discos de fijación desde el sustrato con utensilios especiales.
  2. La nueva Ley Bentónica permitirá a la subpesca mediante resolución establecer una nómina de algas cuya extracción estará prohibida a través del barreteo.
  3. La nueva Ley Bentónica definirá permitirá crear “refugios marinos” o zonas voluntarias de protección al interior de áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos (AMERB).
  4. La nueva Ley Bentónica define  “pradera de algas” a una agrupación de algas que naturalmente habita un espacio delimitable, forma parte de la población de una especie de alga y posee atributos diferenciables de otras agrupaciones de la misma especie en el rango de su distribución natural, en términos de abundancia, expresada como densidad o cobertura, dentro de dicho espacio.

Fuentes: elciudadano.comsenado.cl

Fotografía de portada ©: Erasmo Macaya Horta @erasmomac

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.